Los derivados financieros son jodidos, pero con paciencia y resolviendo ejercicios de exámenes anteriores, los sacamos bien.